Las RRSS son un factor importante para cualquier negocio con relevancia en el mercado. ¿Cómo podemos presentar en ellas una imagen sugerente de nuestra empresa? ¿Cómo las cuidamos para que la seducción que ejercen se mantenga en el tiempo? ¿Es posible conseguir que nuestras redes sean un reclamo corporativo agradable, con una apariencia profesional?  

 

Tratamiento homogéneo 

Las RRSS deben ser atendidas con criterios uniformes, que no se alteren demasiado, salvo para probar con cuidado las novedades. Atención a los periodos de vacaciones: Si el equipo que cuida las RRSS de manera habitual se ausenta, ten preparado otro equipo equivalente. La disponibilidad de un libro de estilo, y el adiestramiento para cumplirlo, facilita las cosas y evita problemas. 

 

Cercanía  

Las redes sirven para acercar la imagen corporativa a quienes interactúan con ellas. Contribuyen a humanizar las relaciones comerciales. El contenido debe apelar a las emociones, su misión se centra en producir emociones positivas y generar engagement con la marca. Tras el paso por nuestras redes, el usuario sentirá acrecentada su confianza al visualizar el logo empresarial.  

 

Tono y contenidos 

Mucha precaución al decidir el tono de las publicaciones: más o menos serio, distendido, desenfadado… No olvidemos que el cliente está en el centro. Pensemos en lo que a nuestro público objetivo le agradaría hallar y no perdamos ocasión para sorprenderlo, en el sentido de buscar novedades y superar sus expectativas. Los vídeos suelen ser los elementos más efectivos. El tono y los contenidos irán en consonancia con nuestra oferta comercial. Serán más relajados que en las webs de venta y se modificarán de acuerdo con la actualidad, en la fecha de cada publicación. Día especial, verano, navidad, etc. Lo imperdonable: aburrir y caer en el ridículo –por falta de profesionalidad– o en la incoherencia. Utilizaremos imágenes atractivas, textos cuidados y bien redactados. Sin perder de vista que las RRSS han de ser entretenidas, pero a la vez útiles: intentemos que los usuarios salgan de nuestro site con la sensación de que han pasado un buen rato y de que han aprendido algo que les facilita las cosas. 

 

Autoría 

Si hay posibilidad, siempre es más idóneo apostar por el material propio, creado por la propia empresa o de manera exclusiva por terceros. Un material propio adecuado e interesante, exclusivo, otorga sensación de potencia empresarial, de que van bien las cosas. Y si nos copian, mejor. El material de terceros no exclusivo, debe estar identificado a ojos del usuario. Lo ideal sería restringirlo a piezas ampliamente difundidas que deseamos ofrecer, para informar sobre alguna noticia que ha impactado de manera global en el sector o en el mercado. 

 

Programa tus publicaciones 

Seamos predecibles al publicar, mantengamos un ritmo adecuado –que puede disminuir en vacaciones–, al uso de cada red social. Coordinemos la creación o adquisición de contenidos con las fechas de publicación, programables desde diversos algoritmos. Y ya que nos hemos esforzado en definir con profundidad a nuestro público objetivo, publiquemos en las horas y los días que sabemos que su actividad está más alta.   

 

Interactúa 

Evita dejar por atender preguntas o comentarios de los usuarios. Respóndeles a todos. Anima la interacción con ellos: introduce llamadas a la acción amables (“¡Dinos tu opinión!”), pídeles contenido propio (“¡Envíanos una foto!”), hazles preguntas, plantea concursos participativos, haz sorteos o rifas, nombra a quien se haya distinguido de alguna forma por su interés o su seguimiento de nuestras redes, como si se tratara de un amigo. Crea comunidad con tus usuarios, usa hashtags populares para que crezcan las oportunidades de que el público llegue a tus redes. Y no dejes de interactuar con páginas relacionadas con el sector, donde buscarás incorporar tus links, mientras acoges tú los suyos. 

 

Las RRSS son tu escaparate digital al corazón de tus clientes. Te dejo un link de #medialuna.com que te servirá de ejemplo. 

https://www.instagram.com/medialunacom/?hl=es  

 ¡Aprovéchalo al máximo!