Construyamos otra forma de comunicación para conectar con los jóvenes

¿Cómo conectar con los más jóvenes? ¿Qué estrategias de comunicación permitirán llegar a su corazón, comunicar con ellos, generar diálogo?  

Medialuna, la agencia de Comunicación licitatoria del Parlamento Europeo en España, colaboró en 2019 en la organización de un encuentro de reflexión con relevantes periodistas galardonados con el Premio Madariaga, que respondían a estas cuestiones a propósito de transmitir Europa como tierra de paz, oportunidades y bienestar. Sus comentarios y opiniones apuntan tendencias en comunicación generales que son también aplicables en todos los ámbitos a la hora de diseñar estrategias de comunicación dirigidas a los jóvenes. ¿Quieres descubrirlas?

 

Todas las ideas y reflexiones expresadas tienen que ver con el miedo, el amor, la creatividad, la cultura, los valores y la propia identidad a la hora de usar un tipo de lenguaje. Resumimos las principales:

Escuchemos y demos voz a los ciudadanos: En este territorio complejo y emocionante, toca construir una nueva manera de conectar, donde todos nos sintamos escuchamos, considerados e importantes. Los medios y canales se multiplican y al mismo tiempo se simplifican: Fabriquemos vídeos cortos, frases sencillas, slogans que llamen la atención y apunten a las emociones, más que a las razones. La capacidad de síntesis supera a la capacidad de análisis en un mundo en el que todo es ahora y ya. “Cuéntamelo todo rápido y en imágenes” es lo habitual entre los más jóvenes.

Usemos un lenguaje directo, que impacte y se entienda: Hoy todo es inmediato, emotivo, simple, espectacular. Los mensajes populistas dan respuestas simples a problemas complejos y por eso avanzan en Europa y captan la atención de nuestros jóvenes. Debemos entenderlo y encontrar la manera de comunicar Europa, dignificar nuestra propia identidad como europeos con dosis de creatividad y frescura, con mensajes atractivos.

Creemos slogans y conceptos que enganchen: La comunicación juega un papel relevante: hagamos partícipes a los jóvenes en las nuevas iniciativas de comunicación. La campaña EstaVezVoto, impulsada por la Oficina del Parlamento Europeo para combatir la apatía juvenil en las pasadas elecciones del 26 de mayo; o la de Qué hace Europa por mí, han sido este 2019 un ejemplo de este nuevo modelo de comunicación, en el que los destinatarios se convierten también en protagonistas y emisores de mensajes. Nadie quiere ser un mero receptor. La individual se impone como una reivindicación y la comunicación tiene que responder a estas aspiraciones.

Seamos responsables con la Prensa: La comunicación ha dejado de ser bidireccional. El Periodismo tradicional de las grandes cabeceras tiene una gran responsabilidad, en un mundo en el que no existe un emisor y un receptor claramente identificados. Hoy, todos son emisores, receptores y mensajes al mismo tiempo, por eso conviene estar atentos y alertas. Existe una enorme confusión; también grandes riesgos. No todos los emisores de mensajes respetan la verdad. Hoy se impone también el mundo de las percepciones frente a los datos y las realidades. Lo importante no es la realidad sino cómo se explica o se percibe.

Usemos la fuerza de nuestros contenidos: Los ciudadanos europeos tenemos una gran ventaja: Vivimos en una Europa llena de contenidos, de cultura, de pasado, de historia y educación. Reivindicamos la cultura como la mejor argamasa que puede unirnos.  Hablemos de lo que nos une en un mundo tan complejo y diverso: Busquemos siempre nuestro común denominador, nuestros valores.

Seamos responsables. Todo es inmediato, emotivo, simple, espectacular. Los mensajes populistas dan respuestas simples a problemas complejos. Debemos entenderlo y actuar, encontrar la manera de comunicar Europa, hacerlo desde la responsabilidad. El Periodismo tiene una gran responsabilidad.

Sin comentarios

Añadir un comentario